Numerosos taxistas pernoctaron la madrugada de este martes en los exteriores del local del Servicio de Taxi Metropolitano (SETAME), en el Cercado de Lima, para renovar sus certificados de operaciones.

Este trámite, que vence a fin de mes, les permitirá renovar sus placas de rodaje.

Varios de los choferes se encuentran acompañados por sus familiares a la espera de ser atendidos. Incluso, uno de los taxistas llevó a su esposa e hijos menores porque -según dijo- no tenía donde dejarlos.

Muchos se quejaron por la demora en la entrega del documento cuyo límite es el 30 de junio.

Varios señalaron como injustas las colas que hacen pues mensualmente van al local del Setame solo para que les pongan un sello que les sirve 30 días, y tienen que retornar nuevamente pasado ese tiempo.

Asimismo, informaron que hay gente inescrupulosa que cobra hasta cien soles por separar una posición en la cola.