El acuario, que se encuentra dentro del zoológico de Beijing, tiene la forma de una enorme concha de caracol, pintados de azul y naranja que representan el misterioso océano y la vitalidad inagotable de las especies marinas.

Con un área de construcción total de 42 mil metros cuadrados y una zona verde de 80 mil metros cuadrados, el Acuario de Beijing es considerado como el museo de ciencia de vida marina más grande, más moderno y más avanzado en el mundo.

El Acuario de Beijing tiene un grupo experto de espectáculo de animales marinos, cuyos miembros están conformados principalmente por delfines, ballenas y entre otros.