Ucrania: Al menos cinco muertos en Lugansk por ataque de aviación

Tras el ataque al edificio a con ráfagas de ametralladora desde un caza ucraniano, el corresponsal de la agencia rusa RIA informó que ´en el interior hay muchos muertos y heridos´.
AFP

Al menos cinco personas han muerto en la sede de la administración regional de Lugansk (sureste de Ucrania) tras ser atacado el edificio a con ráfagas de ametralladora desde un caza ucraniano, según informan medios rusos.

Según el corresponsal de la agencia rusa RIA Nóvosti, el ataque fue con ráfagas de ametralladora, "en el interior hay muchos muertos y heridos" y en el edificio, ocupado por rebeldes prorrusos desde hace dos meses, se ha declarado un incendio.

La fachada del edificio ha quedado "seriamente dañada", agrega la fuente, y al menos seis ambulancias están sacando a los heridos.

Por su parte, fuentes de los insurgentes de Lugansk dijeron a la agencia Interfax que la aviación ucraniana comenzó a bombardear la sede administrativa regional.

"Cazabombarderos ucranianos lanzaron en el centro de la ciudad un proyectil, que estalló cerca de la sede de la administración regional, donde tiene su base la dirigencia de la república popular de Lugansk", señaló un portavoz de los rebeldes.

"Hay muchos muertos y heridos entre los rebeldes y la población civil", agregó.

Según los medios rusos, la cuarta planta del edificio "ha quedado casi destruida" y de las ventanas sale una espesa columna de humo.

El ataque aéreo contra el cuartel general de los rebeldes de Lugansk se produce mientras continúan fuertes combates en las afueras de la ciudad entre insurgentes prorrusos y las fuerzas gubernamentales por el control de la comandancia de la Guardia Fronteriza de Ucrania.

"Las últimas informaciones indican cinco muertos y ocho heridos por parte de los milicianos y hasta diez heridos entre los guardafronteras", informó a las agencias locales Oleg Slobodián, jefe de prensa del Servicio de Guardafronteras de Ucrania (SGU).

Los milicianos señalaron en un comunicado que la población civil de la zona, en la periferia de la capital, y junto a la frontera rusa, está siendo evacuada.

De acuerdo a RIA Nóvosti, al menos una decena de guardafronteras, reservistas llamados a filas recientemente, se habrían rendido a los insurgentes prorrusos, unos 500 combatientes que emplean lanzagranadas, morteros y bazocas.

EFE

EFE