Van der Sloot y Trujillo Ospina juegan casino en prisión, según diario

El sicario colombiano, autor material del crimen de la empresaria Myriam Fefer, visitó a Van der Sloot, asesino confeso de Stephany Flores, el primer día que fue recluido en el penal Castro Castro.
Foto: EFE
El holandés Joran Van der Sloot, asesino confeso de Stephany Flores, pasa desde el último viernes 11 de junio sus días en una celda unipersonal del penal Miguel Castro Castro, donde ha entablado amistad con otro preso conocido.

Se trata del sicario colombiano Alejandro Trujillo Ospina, alias "Payaso", autor material del crimen de la empresaria Myriam Fefer.

"Ahora ya ingiere alimentos y ha entablado amistad con Alejandro Trujillo Ospina, el sicario colombiano acusado del crimen de Myriam Fefer", reveló una fuente del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) a El Comercio.

Como se sabe, Van der Sloot se encuentra recluido en una celda de tres por dos metros y medio, ubicado en el Pabellón de Prevención, ubicado en el segundo piso del reclusorio.

El extranjero tiene como vecinos al ex alcalde de Coronel Portillo, Luis Valdez; y a Trujillo Ospina. Este último, quien brevemente visitó al holandés a su llegada a prisión, al parecer ha tenido empatía con el extranjero desde el primer momento.

"Trujillo y Van der Sloot conversan y en algunos momentos juegan casino, la especialidad del holandés. Incluso se bromean. Trujillo le dice soy un sicario y tú un psicótico", dijo la misma fuente.

Cabe precisar que en la víspera se supo que el proceso penal seguido al ciudadano holandés Joran Van der Sloot, por el asesinato de la joven Stephany Flores Ramírez, estará a cargo del juez Carlos Morales Córdova.

En los próximos días, el magistrado estará programando una serie de diligencias en este proceso, entre ellas la fecha en la que Van der Sloot deberá rendir su declaración instructiva en el penal de máxima seguridad Miguel Castro Castro, donde permanece recluido.

En tanto, la familia de la fallecida muchacha exige cadena perpetua para el holandés, informó el abogado de la familia de la fallecida, Edward Álvarez.

El letrado sostuvo que presentarán nuevas pruebas y testimonios para sustentar que el móvil del crimen fue el robo. Argumenta que con la acusación por homicidio calificado, el extranjero obtendría una pena muy leve y podría salir en libertad en unos ocho años.