A pocos días de recordar la trágica muerte de Michael Jackson, la juventud polaca homenajeó uno de sus mayores éxitos, "Thriller".

El video de 13 minutos que marcó un antes y después en la historia de la música contó con una recordada coreografía, en la que muertos vivientes acompañan al "Rey del Pop".

Costando medio millón de dólares en la época, la inversión rindió frutos, ya que se estima que se vendieron nueve millones de copias del sencillo.