Cuidando Tu Salud a través de RPP Noticias,  conversó en exclusiva con Julia Navarro, Lorena McKinnon y Micah McKinnon, familia peruana que vive en Estados Unidos y que ha hecho noticia tras conocerse que Julia dará a luz a su propia nieta el próximo mes.

Navarro, de 58 años, se ofreció a ser el vientre de alquiler de su hija Lorena McKinnon, debido a que esta tuvo más de 13 abortos espontáneos.

"Al ver tantos fracasos de mi hija y ver la tristeza de ambos dije probablemente yo pueda ser una de las candidatas. Luego de someterme a varios exámenes, el doctor nos dijo que estaba saludable y que podía llevar el embrión en mi vientre”, sostuvo Julia.

Por ello fue sometida a inyecciones de hormonas durante tres meses antes de que el embrión fertilizado por su hija y yerno pudiera ser implantado. Los médicos dieron un 45 % de probabilidades de éxito del implante debido a su edad.

“Cuando el médico me dijo que ya estaba embarazada y vi por primera vez al bebé a través del ultrasonido me puse a llorar de alegría y recién ahí sentí que estaba embarazada”, aseguró Julia Navarro.

 “Todos los días siento el movimiento, converso con el bebé”, concluyó la emocionada abuela.
En un primer momento los médicos dieron un 45 por ciento de probabilidades de éxito. No obstante, Julia insistió e hizo a un lado la complejidad del tema.

“Mi madre nunca lo pensó dos veces, me dijo que lo podía hacer. Me habló con seriedad, su determinación es un ejemplo para todos nosotros”, explico Lorena, casada con el norteamericano Micah McKinnon.