INS
Viruela del mono

Los investigadores del Equipo de Vigilancia Genómica del Instituto Nacional de Salud identificaron este miércoles un linaje peruano de virus de la viruela del mono denominado B.1.6 por el Comité Científico Internacional. 

Según informó el INS, han aparecido nuevos linajes virales en diversas partes del mundo que han sido denominados del B.1.1 al B.1.8. con la expansión de esta enfermedad en el mundo. 

El INS ha secuenciado 160 genomas completos de la viruela del mono, de los cuales, un total de 122 de ellos corresponden al linaje B.1.6 que proceden de Lima.

Por otro lado, los investigadores del INS señalaron que este linaje B.1.6 no es el único presente en el país, ya que vienen identificando más de 10 introducciones independientes del virus a nivel nacional.

“Hay linajes circulantes en algunas regiones como La Libertad y Arequipa que aún están en investigación, que son distintos al B.1.6, predominante en Lima”, precisaron en un comunicado el INS y enfatizaron que seguirán trabajando para generar información relevante para la salud pública del país.

Minsa reporta primer niño con viruela del mono

El Ministerio de Salud (Minsa), informó hace unos días que se ha registrado en el Perú el primer caso de infección por viruela del mono en un niño.

En un comunicado, el ministerio precisó que el menor tiene 8 años de edad, su situación de salud es estable y recibe las atenciones necesarias al igual que su familia.

La nota del Minsa también se pronunció por la causa del fallecimiento de una persona de 35 años el pasado 26 de agosto, aparentemente a causa de la viruela del mono.

Refiere que dicho paciente llegó a un hospital de alta complejidad en grave estado de salud, con un diagnóstico de insuficiencia respiratoria aguda tipo I, post operado de obstrucción intestinal y con antecedente de viruela del mono diagnosticado el 15 de julio.

Más de 50 mil casos en el mundo

Más de 50 000 casos de viruela del mono fueron registrados desde la aparición del brote de este año, indicó este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Hasta el 31 de agosto se habían notificado 50 496 contagios y 16 decesos causados por esa enfermedad, cuyo último brote fue declarado emergencia de salud pública internacional por la agencia de la ONU.

La OMS elevó su nivel de alarma al máximo el pasado 24 de julio, cuando declaró el brote emergencia de salud pública internacional, como también había hecho con el COVID-19.