Según el diario estatal Chronicle "la banda habría usado sal envenenada con cianuro en pozos frecuentados por los elefantes en el parque nacional para matarlos".

La Policía zimbabuense, que ya ha detenido a seis personas supuestamente involucradas, ha recuperado 17 colmillos de marfil valorados en unos 120.000 dólares (unos 90.000 euros).

El método usado hace temer que se desencadenen más muertes de animales en la citada reserva natural.