Arlette Contreras: "No solo he sido víctima de Adriano, también de la administración de justicia"

La activista manifestó su indignación por la sentencia que absolvió a Adriano Pozo, quien la agredió en el 2015 en un hotel de Ayacucho.

"No solo he sido víctima de Adriano Pozo, sino del sistema de administración de justicia", dijo esta tarde la abogada Cindy Arlette Contreras, tras conocer la sentencia de la Corte Superior de Justicia de Ayacucho que absolvió a su expareja de los cargos de tentativa de violación y feminicidio, por una agresión en su contra denunciada en el 2015.

"Estoy bastante sorprendida e indignada con lo que acaba de suceder. Es una burla, es realmente asquerosa la decisión del juzgado de colegiados, es un insulto para mi persona y todas las mujeres del país", dijo en el programa Conexión de RPP Noticias.

"Definitivamente no se respetan y no se protegen los derechos de las mujeres en este país y así decimos que estamos luchando en contra de la violencia hacia la mujer. Qué hipocresía de parte del Poder Judicial", manifestó.   

Símbolo contra la violencia a la mujer

Arlette Contreras se convirtió en un símbolo de la lucha contra la violencia hacia a la Mujer en el Perú, luego de que en julio del 2015 se difundiera un video en el que se le ve siendo agredida por Adriano Pozo, su entonces pareja. Las imágenes mostraban cómo era arrastrada en el piso y jalada de los cabellos en el pasadizo de un hotel de Ayacucho.

El video provocó indignación en todo el país y Pozo fue puesto en prisión preventiva, pero en julio de 2016 fue liberado tras ser sentenciado a un año de prisión suspendida. En noviembre de 2016, la Corte Superior de Ayacucho declaró nula esa sentencia y ordenó un nuevo juicio oral, el mismo que fue resuelto hoy con un fallo absolutorio.

La tarde de este viernes, el colegiado Penal de Huamanga, integrado por los jueces Karina Vargas, Alfredo Barrientos y Pantaleón Zegarra, resolvió absolver por mayoría (dos a favor y uno en discordia) a Pozo de los delitos de Feminicidio y Violación Sexual en grado de tentativa. El voto en discordia fue del juez Barrientos  El fallo impuso una reparación civil de 100 mil soles a favor de la agraviada.

Proceso sin garantías 

Contreras denunció que en Ayacucho no contaba con las garantías para un proceso justo, por las influencias que le atribuye a la familia de su agresor en esa región. Por eso, solicitó a la Corte Suprema transferir su caso a Lima, pero su pedido fue rechazado.

"Siempre dije que no tenía garantías para un debido proceso en Ayacucho y me la denegaron. Esa gente tiene dinero y es capaz de comprar voluntades", dijo en Conexión.

"Con tanto medio probatorio, es inconcebible que suceda esto. Adriano Pozo intentó violarme y matarme. Estoy viva por suerte, pero no por Adriano Pozo; yo pude huir, sino estaría muerta. Pero todo eso no lo ha valorado el juzgado colegiado", agregó. 

La activista comentó que Pozo, quien no se presentó esta tarde a la lectura de la sentencia, hace su vida en Ayacucho "como si nada  hubiera pasado", mientras ella, por temor a las represalias de la familia de su agresor, salió de su ciudad natal "buscando refugio en Lima". 

¿Qué opinas?