Sacar adelante la obra del Metro de Lima era una prioridad para el gobierno de Alan García, dijo Jorge Barata en su confesión. | Fuente: Andina

IDL Reporteros reveló este jueves el modo en que Odebrecht concretó el pago de coimas para la adjudicación de la construcción de los tramos 1 y 2 de la Línea 1 del Metro de Lima, durante el segundo gobierno de Alan García. El portal publicó partes del testimonio ofrecido a la procuraduría brasileña por el exjefe de la constructora en el Perú, Jorge Barata, el 15 de diciembre de 2016.  

En la confesión, grabada en video y almacenada en archivos digitales junto a documentos probatorios, Barata comenta que la obra era prioritaria para el gobierno de García y confirma los pagos de sobornos, en los dos tramos, a la cuenta de un sobrino del encarcelado ex viceministro de Comunicaciones, Jorge Cuba en un banco de Andorra.  También involucra a los integrantes del Comité de Licitación de la obra, los también encarcelados Santiago Chau y Edwin Luyo Barrientos.

El acercamiento de Cuba. En su testimonio, Barata, cuenta que fue Cuba quien buscó al director de Contratos de la constructora, Carlos Nostre, para decirle que “le gustaría mucho que Odebrecht fuera la ganadora de ese proceso”.

“Carlos Nostre me trasladó esa información a mí. Porque sí nos interesaba un proyecto importante, con mucha visibilidad y queríamos participar en él. Continuamos con el proceso de licitaciones y las conversaciones con Jorge Cuba fueron avanzando en el sentido que él decía que podía crear una serie de condiciones técnicas en el proyecto y algunas de las subjetivas para pudiésemos tener mayor puntaje técnico y con eso ser beneficiados en el proceso de licitación. (…) Cuba le hizo una propuesta [a Nostre], de que él podía ayudarnos a cambio de una contrapartida (coima) de 1.4 millones de dólares para que seamos ganadores de ese proceso. Carlos Nostre me informó y yo lo autoricé”, confesó el ejecutivo. 

Segunda coima. Barata relató que el procedimiento para el segundo tramo de la obra fue similar al primero. Otra vez, Cuba plantea el arreglo, pero esta vez el montó de la coima sube considerablemente: "6.7 millones de dólares".

Según el documento obtenido por IDL, uno de los fiscales preguntó por qué Cuba habría elevado tanto el valor de la coima.  “Por el éxito del primero. Entendía que él estaba sintiendo mucho más confianza de exigir una participación mayor. (…) Fueron las mismas cláusulas, mismas situaciones (...) Teníamos dos opciones: o aceptábamos o cerraban el trato con otros. En otras palabras, o aceptábamos o estábamos fuera del proceso...", respondió Barata. 

¿Confusión en la fecha?

IDL Reporteros observa en su informe una inexactitud en la confesión de Barata. El ejecutivo dijo a los fiscales brasileños que los tratos con Jorge Cuba se hicieron en el 2008, cuando este fue nombrado como viceministro de Comunicaciones recién en marzo de 2009.  

 "¿Una simple confusión? ¿O es que Jorge Barata negoció antes con alguien más, de mayor peso, el proyecto del Metro de Lima, y luego Cuba fue puesto en ese cargo para pilotar desde ahí su ejecución?", son las interrogantes que plantea la publicación.

Alan García y Jorge Barata durante la inauguración del tramo 1 del Metro de Lima.
Alan García y Jorge Barata durante la inauguración del tramo 1 del Metro de Lima. | Fuente: Andina
Sepa más: