Es la décima edición del PPV en la historia de WWE. | Fuente: WWE

El último evento antes de WrestleMania 36 inició bien, pero finalizó mal. WWE celebró la décima edición de su PPV Elimination Chamber. Como su nombre lo indica, esta noche estuvo protagonizada por una enorme cámara de la eliminación que determinaría primero, a los campeones por pareja de SmackDown, y, luego, a la retadora principal por el título femenino de RAW.

WWE Elimination Chamber 2020 fue, en términos generales, un buen evento. Ni el sinsabor del main event puede opacar una noche llena de emociones que, de una manera u otra, nos hace olvidar el lamentable show de Arabia.

Sin embargo, el combate principal, más allá de lo predecible que era, fue contado de una manera que no ha causado agrado a un gran porcentaje de aficionados, quienes ya han hecho sus críticas a través de Twitter.

 Lo espectacular

La cámara de eliminación masculina

La historia contada en la cámara de eliminación masculina por los campeonatos en pareja fue más que aceptable. Quienes se llevan los mayores aplausos de la noche fueron los latinos Gran Metalik y Lince Dorado, este último especialmente por su espectacular salto desde lo más alto de la estructura metálica.

 

La subtrama de Otis y Ziggler fue otro de los puntos fuertes de la lucha.

Buenos combates individuales y el regreso de The Undertaker

El PPV inició de muy buena manera con la pelea entre Daniel Bryan y Drew Gulak, demostrando que el tecnicismo aún tiene cabida en la empresa.

Por otra parte, Carrillo y Andrade nos regalaron otro buen combate con movidas aéreas y una gran agilidad por parte de ambos. Su mejor lucha dentro de su rivalidad.  

AJ Styles y Aleister Black ya nos estaban regalando un decente combate sin descalificación y con la aparición de The Undertaker se pudo dar un cierre sin perjudicar a nadie: Black sigue invicto y “The Phenomenal” se prepara para enfrentarse a “The Phenomenom” en WrestleMania.

El primer campeonato de Sami Zayn fuera de NXT

Aunque de una manera no tan limpia, Zayn era uno de esos luchadores que merecía un campeonato en la plantilla oficial de la compañía. Hoy lo obtuvo luego de años y, más allá de que sea contra otro luchador que merecía más tiempo con el título, el universo WWE lo celebra.

Lo decepcionante

La cámara de la eliminación femenina

Más allá de lo predecible de la victoria de Shayna Baszler, WWE utilizó a cinco féminas con una credibilidad parcial para ser totalmente humilladas por Baszler. Esto generó abucheos por parte del público de Filadelfia y está generando una reacción contraria a la esperada de cara a la lucha en WrestleMania contra Becky Lynch.

¿Qué opinas del evento?

¿Qué opinas?