El luchador estaba planeado en uno de los combates centrales de WrestleMania 36. | Fuente: WWE

Desde WrestleMania 36, un nombre se ha obviado oficialmente en WWE. Roman Reigns estaba destinado a luchar en uno de los eventos centrales de las noches del mayor espectáculo de la lucha libre mundial contra Goldberg, pero, días antes de su combate, anunció que no iba a estar presente en las grabaciones. El motivo inicial fue su estado de salud, el cual, aunque era positivo, podía ser perjudicado de manera grave en el caso de que se contagie de coronavirus por su pasada leucemia.

Ha pasado más de un mes desde esa ocasión y, hasta el momento, el luchador no vuelve a aparecer en la programación regular de la empresa. Es más, ahora hasta es censurado en algunos videos. Mucho se rumoreaba de que Vince McMahon, dueño de la empresa, estaba molesto con él por su decisión, pero ahora el propio luchador ha salido a declarar por esto.

Roman Reigns conversó con el medio TMZ y afirmó que él ya se encuentra listo para regresar a la acción. Sin embargo, el nacimiento de sus hijos gemelos lo mantiene ocupado.

"Acabamos de tener dos gemelos recién nacidos, gemelos. Tienen 8 semanas de edad, así que tuve que tomar una decisión por ellos", dijo Reigns al portal. “Mucha gente cree que se basó en mi salud y en la historia de mi lucha contra la leucemia. Hablar con mis médicos y esas cosas, De hecho, estoy bien y mi sistema inmunitario es bueno. Los medicamentos que tomo para combatir la leucemia no atacan su sistema inmunológico “.

Por lo mismo, tomó la decisión de no trabajar aún para cuidarlos: "Es mi familia, son mis hijos, son mi legado. No importa lo que haga en este mundo, mis hijos serán los que representen mi nombre y lleven nuestro nombre en el futuro. Así que tuve que tomar esa decisión por ellos, para protegerlos de ser tan jóvenes".

Así que por el momento, Reigns no volverá a luchar por algunas semanas: "con suerte, muy pronto, pero ahora estamos en modo papá”.

WWE Money in the Bank 2020 se desarrollará este 10 de mayo.