AFP

Después de 10 días de competición en un cuadro con 96 tenistas en liza, solo dos hombres quedan en pie en el desierto californiano para disputar la final de Indian Wells, el primer Masters 1000 de la temporada, que verá el duelo número 33 entre Roger Federer y Novak Djokovic.

"He tenido grandes partidos contra él siempre. Los dos sabemos qué esperar, y más ahora que hemos jugado en Dubai y también en París y Londres al final del año pasado. Eso nos da información", comentó Federer, quien destacó de su rival que está "fresco" y "con ganas" de ganar su primer título del año.

Federer lidera el registro de enfrentamientos directos entre ambos con 17 victorias, incluida la de hace dos semanas en las semifinales de Dubai. Sin embargo, cuando se midieron por última vez en el Valle de Coachella (semifinales de 2011), el partido cayó del lado de Djokovic, que posteriormente se proclamaría campeón.

Por su parte Djokovic tratará de alzarse con su tercer título en Indian Wells tras las victorias conseguidas en las ediciones de 2008 y 2011.

"El año pasado no fue bueno para Roger, pero este año está jugando como lo hizo durante la mayor parte de su carrera, a un nivel muy alto", manifestó.

Djokovic, especialmente motivado, sabe qué esperar de su contrincante.

"Es Roger, siempre rinde a gran nivel, especialmente en las finales. Siempre son partidos tensos, emotivos e igualados", sostuvo.

Para Djokovic, ganador de 16 títulos Masters 1000, será su cuarta final de Indian Wells, saldadas hasta ahora con dos derrotas (Rafael Nadal en 2007 y Mardy Fish en 2008) y una victoria (Nadal en 2011).

EFE