El baloncesto se estremece: Paul George se fractura la pierna derecha

El entrenador de Estados Unidos tenía previsto para hoy, sábado, reducir la lista de veinte jugadores a catorce o quince, pero ahora los planes han cambiado.
AFP

El equipo de baloncesto de Estados Unidos sufrió el viernes otra nueva baja importante, la del alero Paul George, de los Pacers de Indiana, que sufrió una grave lesión (fractura) en la pierna derecha.

La lesión se produjo al inicio del cuarto periodo del partido de entrenamiento que disputaban entre si los veinte jugadores preseleccionados para formar parte del equipo nacional que va a participar en el próximo Mundial a disputarse a partir del 30 de agosto en España.

George cometió una falta personal sobre el escolta James Harden, de los Rockets de Houston, que penetraba a canasta y la pierna del jugador de los Pacers chocó contra la base de la misma y de inmediato se escuchó un chasquido que hizo pensar lo peor.

La acción se produjo cuando apenas se llevan 27 segundos del cuarto periodo del partido que disputaban, en el Thomas & Mack Center, de la Universidad de Nevada Las Vegas (UNLV), el equipo blanco vencía 81-71 al azul, que era en el que jugaba George. El encuentro fue suspendido en ese mismo momento.

Todo parece indicar que la base de la canasta estaba más cerca de la línea del fondo de lo que normalmente ocurre en los campos de la NBA.

La lesión de George no sólo afecta a los planes del equipo estadounidense sino que puede ser un golpe muy duro para los Pacers de cara a la próxima temporada, dado que el alero se ha convertido en su jugador franquicia. George era uno de los "fijos" para jugar el Campeonato del Mundo.

A TOMAR EN CUENTA

George, de 24 años, firmó el pasado otoño una extensión de contrato por cinco temporadas y 90 millones de dólares. La pasada temporada logró promedios de 21,7 puntos; 6,8 rebotes; 3,5 asistencias y 1,9 recuperaciones de balón.

La baja de George se une a las de los ala-pívots Kevin Love (Minnesota), Blake Griffin (Los Ángeles Clippers) y LaMarcus Aldridge (Portland), junto con el alero Kawhi Leonard (San Antonio), que por distintos motivos tampoco podrán estar en España.

El equipo estadounidense se tomará unos días de descanso antes de volver a concentrarse en Chicago, el 14 de agosto para la segunda fase de entrenamientos.

EFE