Fernando Alonso justifica la pérdida del liderato en el Mundial de F1

Tras correrse el Gran Premio de China, el piloto español de Ferrari señaló que en la carrera existió mucho tráfico y poco aire limpio por delante.
AFP

El piloto español Fernando Alonso (Ferrari), que perdió el liderato del Mundial de Fórmula Uno al quedar noveno en el Gran Premio de China, aseguró tras la carrera que, de no haberse visto atrapado por el tráfico de una carrera especialmente reñida, su coche podría haber quedado sexto.

"La posición real (en comparación con las de los rivales) no la sé, seguramente es más real esta (noveno) que lo que vimos en Australia o Malasia (quinto y primero, respectivamente", admitió.

En cualquier caso, dijo, "tengo también el convencimiento de que en una carrera sin tráfico, o con algo de aire limpio por delante, el coche iría más rápido de lo que hemos visto (hoy), ya que no he podido dar tampoco ninguna vuelta libre", con seis o siete coches por delante y muy cerca unos de otros durante toda la carrera.

"Por tanto, igual estamos un pelín más arriba, o quiero entender que hoy hubiésemos quedado por encima de Williams y de Grosjean sin mucha dificultad", estimó Alonso, en referencia a los pilotos que quedaron en los puestos sexto, séptimo y octavo.

En que no lo consiguiera influyeron también las carencias de velocidad máxima de su monoplaza, aunque "la potencia del coche no fue tan mala como la posición de salida" (también noveno), dijo, por lo que "tal vez acabar sexto era un objetivo realista hoy".

"Te ves en el tráfico, y si vas a por la tercera posición tienes que adelantar, lo que con la velocidad máxima que tenemos ahora mismo no es una cosa fácil de hacer", añadió.

El piloto asturiano insistió en que con la velocidad punta que tienen no pueden adelantar.

"En la recta creo que no he hecho ningún adelantamiento, y los cuatro o cinco que he hecho en la carrera han sido en puntos inusuales", explicó.

Alonso los recordaba claramente todos: "en la primera curva, justo al final, a Pérez, en la curva 6 a dos personas, a Webber por fuera en la (vuelta) 7 en la primera curva, por tanto, la carrera se complica cuando tienes que adelantar ahora mismo con la velocidad que tenemos".

También reconoció que la falta de potencia comprometió la estrategia de Ferrari, ya que tras el último "pit stop" estaba "luchando con Hamilton, y Hamilton acabó tercero y nosotros", recordó, "novenos".

"Esa es la diferencia entre posibilidad de adelantamiento o no posibilidad de adelantamiento", concluyó.

El español también tuvo su hoy su batalla particular con el venezolado Pastor Maldonado (Williams), que terminó octavo, justo por delante de él, en una reedición, a la inversa, de la pugna que ambos tuvieron en la primera carrera del Mundial en Australia.

"Maldonado no ha hecho nada raro, pero hay pilotos y pilotos, y sabes también con quién te juegas alguna batalla", comentó Alonso por las maniobras de defensa con que el venezolano le impidió adelantarle.

"Durante 10 vueltas intenté superarlo en la recta, pero ni siquiera estuve cerca de conseguirlo, porque incluso con cada vuelta iba perdiendo velocidad comparado con él, así que no fue posible", se lamentó.

Alonso, que hace unos días ya comentó que si Ferrari no conseguía mejorar el coche irían perdiendo cada vez más puntos durante el campeonato, anticipó también que la próxima carrera, en Bahréin, "en teoría puede que sea la peor" para ellos.

"Al coche le falta velocidad punta y tracción, y Bahréin no tiene otra cosa que no sea tracción y velocidad punta, así que supongo que será un fin de semana más complicado que estos", auguró.

EFE