EFE

Los Spurs de San Antonio ganaron por 110-95 a los Heat de Miami en el primer partido de las Finales de la NBA de la serie que disputan al mejor de siete.

El alero LeBron James tuvo que retirarse cuando faltaban menos de cuatro minutos para el final del tiempo reglamentario y 94-92 a favor de San Antonio con un tirón muscular en la pierna izquierda.

Antes de retirarse James aportó 25 puntos, seis rebotes, tres asistencias y tres recuperaciones de balón.

El partido estuvo igualado hasta cuando faltaban 6:31 minutos del cuarto periodo, que surgió la inspiración encestadora de Green, que anotó dos triples consecutivos y canasta para cambiar un marcador adverso a los Spurs (84-88) en otro favorable de 94-90, que sería la ventaja decisiva.

Los Spurs ya no se la dejaron quitar porque Green volvió a anotar otro tiple (92-97), magnifica asistencia de Ginóbili, que dio otra al ala-pivote francés Boris Diaw y el 99-92 pesó como una losa en los Heat, que además ya no tenían a James, que se iba camino al vestuario, por su propio pie, pero derrotado física y moralmente, como lo hicieron los actuales bicampeones de liga.

El segundo partido de las Finales se jugará el domingo en el mismo escenario del AT&T Center, de San Antonio.

EFE