El inglés Lewis Hamilton (Mercedes), el español Fernando Alonso (Ferrari) y el resto de los pilotos que disputan el Mundial de Fórmula Uno se unieron poco antes del arranque del Gran Premio de Rusia, en Sochi, para mostrar su apoyo al francés Jules Bianchi (Marussia), gravemente accidentado el pasado domingo en Suzuka (Japón).

Todos los pilotos de la categoría reina del automovilismo se unieron y formaron en silencio antes de la carrera en la parte delantera de la parrilla del nuevo circuito ruso, construido a orillas del Mar Negro y en el anillo olímpico de los pasados Juegos de invierno, para enviar "fuerza" a Bianchi.

En esa parte de la pista se podía leer, inscrito sobre el asfalto, el lema "Jules, we are all supporting you" ("Jules, todos te apoyamos").

Tras guardar silencio, todos los pilotos se abrazaron y crearon un gran círculo en la pista rusa que este domingo debutó en el calendario de Fórmula Uno.

LO QUE DEBES SABER

El francés sufrió un brutal accidente el pasado domingo durante el Gran Premio de Japón y se debate entre la vida y la muerte en el hospital de Yokkaichi (Mie), tras chocar contra la grúa que retiraba de la pista el Sauber de Adrian Sutil, accidentado en la misma zona poco antes.

Bianchi, de 25 años, integrante del programa de jóvenes pilotos de Ferrari y que este año sorprendió al acabar noveno en Mónaco y lograr los primeros puntos de la historia de Marussia, sufre daño axonal difuso, una de las lesiones cerebrales más graves.

En señal de respeto, su equipo reserva con el nombre -y la infraestructura, técnica y humana- del francés la mitad de su garaje y compitió con un solo coche en este Gran Premio, el del británico Max Chilton.

EFE