Jugador sufre terrible lesión en el baloncesto universitario de EEUU

El jugador de Louisville se rompió la pierna en una lesión escalofriante que opacó la clasificación de su universidad para la ´Final Four´.

Louisville, Syracuse, Wichita State y Michigan son los nuevos campeones regionales del baloncesto universitario estadounidense y disputarán la "Final Four" por el título de campeón nacional de la NCAA.

Los Cardinals de Louisville que entrena Rick Pitino fueron los últimos en conseguir la plaza al ganar por 85-63 a los Devils de Duke, que dirige Mike Krzyzewski, a pesar de que sufrieron la baja en la primera parte del base de segundo año Kevin Ware, que se fracturó la pierna derecha.

El equipo de Louisville, cabeza de serie número uno dentro de la Regional del Medio Oeste, tendrá como rival en las semifinales de la Final Four a los Shockers de Wichita State, que contra todos los pronósticos vencieron en la final del Oeste a los favoritos, los Buckeyes de Ohio State (70-66), segundos clasificados.

Los Cardinals, que volvieron por segundo año consecutivo a la Final Four, tuvieron que sobreponerse a las emociones y la dureza de la grave lesión que sufrió Ware, y que hizo que hasta el propio Pitino rompiese en lágrimas en el campo del Lucas Oil, de Indianápolis.

Mientras lo retiraban en camilla para ser ingresado en el Health Methodist Hospital de la Universidad de Indiana, Ware les pidió a sus compañeros que jugasen y no les preocupase nada más que ganar el partido.

Ware en todo momento mostró como única preocupación animar a sus compañeros, a los que les dijo que no se preocupasen por él, que estaría bien en el hospital, que luchasen y ganasen el partido, y eso fue lo que consiguieron al ser siempre superiores a los Devils a partir de la segunda parte.

El joven jugador de 20 años, un nativo del Bronx, sufrió la lesión cuando cayó mal después de saltar para intentar taponar un triple de Tyler Thornton, de los Devils, y tras un marcador parcial de 21-20 favorable a los Cardinals.

Pitino dijo que la tibia de la pierna derecha de Ware asomaba sobre la piel más de 10 centímetros y que a pesar del dolor que sentía, el joven jugador siempre trató de tranquilizarlos a todos.

El último parte médico ofrecido por la oficina del Director Atlético de Louisville señala que Ware fue operado la pasada noche por un grupo de especialistas y que el dolor lo tenía controlado.

EFE