Kobe Bryant. | Fuente: NBA

La actividad de los entrenamientos se reanudó para Los Angeles Lakers tras haber estado aislados durante varios días desde que el domingo ocurriese el accidente de helicóptero en el que perdió la vida la exsuperestrella Kobe Bryant, su hija Gianna Maria, de 13 años, y otras siete personas.

Tras admitir que el momento había sido profundamente triste para todas las familias de los Lakers, el entrenador del equipo angelino, Frank Vogel, admitió que tenían que seguir en la lucha por los objetivos que tanto buscó siempre Bryant cuando era el líder.

De ahí, que los Lakers terminaron su primer entrenamiento con algunas risas sombrías, pero todos envueltos en el pensamiento de la figura de Bryant, cuyos números de 8 y 24 también estaban presentes en el recinto deportivo.

"Siempre hemos querido hacerlo sentir orgulloso, y eso no va a ser diferente ahora", comentó Vogel, la única persona que habló con los medios después del entrenamiento.

Al parecer, la pérdida aún era demasiado cruda para los jugadores, incluidas las superestrellas LeBron James y el pívot Anthony Davis, que fueron compañeros de Bryant en los Juegos Olímpicos dentro del equipo nacional de Estados Unidos.

Aunque Bryant se retiró en 2016, sigue siendo enormemente importante para su franquicia y su deporte.

(Con información de EFE)