RPP

La entrenadora de la selección peruana juvenil de vóley, Natalia Málaga aseguró que la derrota ante Japón se debió a que las chicas no manejaron la presión, sobre todo en el segundo set donde llegaron a tener una ventaja de 10 puntos sobre su rival.

"No supimos manejar el ritmo ni la presión y eso fue el factor clave por la cual se perdió. Quién sabe lo que hubiera pasado si ganábamos el segundo set...", se preguntó Málaga.

En tanto, la capitana, Gina López se sintió frustrada por la caída del equipo nacional ante Japón en los octavos de final. "Jugamos bien, pero por desgracia, no fuimos capaces de rematar el segundo set. Nos sentimos muy frustradas", señaló.