No hay marcha atrás. El comando técnico de la selección peruana de voleibol no desea contar  más con Mirtha Uribe, pues considera que además de ser rebelde, no estuvo concentrada en los trabajos  que realizó con el cuadro peruano por pensar en su novio español, lo que enfadó sobre manera de al DT koreano Kin Cheol Young, quien no desea tenerla más entre sus planes.

Muy a su estilo, Natalia Málaga, asistenta del comando técnico del cuadro peruano, explicó que las actitudes de la mayor de las Uribe aceleraron su salida de la selección de voleibol.  "Si te meten a un partido a dos puntos de ganarlo es porque  el técnico tiene la confianza de que el otro equipo no se te va a venir encima. Si ella no se siente una jugadora de dos puntos hay que decirle que baje las escaleras y que toque piso porque le va a dar soroche", señaló.

"Mirtha es muy expresiva, muy rebelde y la rebeldía trae mala educación y ellos (Man Bo Park  y Kin Cheol Young) lo tomaron a mal. Nosotros queremos gente agresiva que se de por entero al deporte", dijo la ex mundialista.

Por su parte, el técnico del conjunto peruano, Kin Cheol Young, indicó que el respeto es el mayor valor con el que debe contar un deportista. "En Corea se respeta mucho a las personas mayores, primero se debe respetar al entrenador, luego mejorar su mentalidad y fuerza", aseveró.

El DT koreano tiene claro que quiere llevar al Perú a lo más alto del podio internacional, por ello jugadoras como Mirtha Uribe no encajan en su grupo. "Para mi es un reto llevar al Perú a donde lo llevó el maestro Man Bo Park.  El equipo peruano ha mejorado, pero aún falta alcanzar el nivel internacional", señaló.

Mientras que Man Bo Park no le perdonará nunca a la ex seleccionada que prefiera ir al bautizo de su sobrino de un año, antes que ir a Tacna a enfrentar con la selección nacional de voleibol al cuadro de Cuba.