Rafael Nadal, que se ha proclamado por sexta vez campeón del Godó, ha asegurado que jugó hoy, ante su compatriota David Ferrer, su mejor partido sobre tierra batida desde que empezó la temporada en esta superficie.

"Ha sido el día que he jugado mejor desde que empezó la temporada de tierra y eso es una muy buena señal", ha destacado Nadal sobre su victoria ante Ferrer por 6-2 y 6-4 en la final del torneo barcelonés.

El número uno mundial se ha mostrado especialmente satisfecho del primer parcial -"he jugado un primer set muy completo", ha apuntado- y en general de su nivel en todo el torneo: "Pienso que esta semana en Barcelona la he jugado mejor que la pasada en Montecarlo".

Nadal ha subrayado que ganar por sexta vez el Godó, el torneo en el que se siente "como en casa y el más histórico de este país", es "más que un sueño".

Hoy, ante Ferrer sumó su título ATP 45 en 60 finales y su victoria 501 en el circuito. Sin embargo, no cree que sea bueno pararse a contemplar todo lo que ha hecho.

"Pensar en estas cosas es entrar en una espiral que no es positiva, porque te crees más bueno de lo que realmente eres y, para seguir ganando, sólo hay un secreto: seguir evolucionando y haciendo lo que te ha dado resultados", ha argumentado.

En cualquier caso, Nadal no se cansa de ganar. "Si un día me levanto sin motivación, tendría que aceptar que es mi final y colgar la raqueta. Pero de momento no es así".

La primera raqueta mundial ha explicado que en los últimos cuatro torneos (Indian Wells, Miami, Montecarlo y Barcelona) se ha encontrado "físicamente al cien por cien" y que los ha jugado "de menos a más".

Por eso hace un balance más que positivo de estas últimas semanas. "Si me dices que gano dos torneos jugando tres veces peor de lo que lo estoy haciendo te lo hubiera firmado sin dudarlo", ha asegurado.

Por último, ha lamentado que, por tercera vez en cuatro años, ha dejado a Ferrer sin su título en Barcelona. "Me sabe mal por él, porque merece ganarlo más que ninguno. Por lo que aprecia el torneo y por lo que se lo ha trabajado. Porque otros no se lo han trabajado tanto como él y lo han ganado", ha sentenciado.

EFE