En un duelo de titanes, Roger Federer superó por un doble 6-4 a Novak Djokovic y se metió a la gran final del Masters 1000 de Shanghai.

El suizo mostró un juego más contundente y estuvo siempre un paso por delante de su similar serbio que es el vigente número uno del mundo.

Federer se medirá en la gran final con el francés Gilles Simon, verdugo del español Feliciano López (6-2 y 7-6(1)).

Cabe destacar que el considerado ´mejor tenista de todos los tiempos´ pasó a ser el número dos del ránking ATP y ahora amenaza recuperar el trono del ´Deporte Blanco´.