VIDEO: TodoMotorPer

El piloto Ronmel Palomino y su copiloto José María Rodríguez no pudieron aguantar las lágrimas luego de que su coche rompiera motor y quedaran fuera de la edición 42 de Los Caminos del Inca.

“Así es la carrera, qué se puede hacer”, fueron las primeras declaraciones del menor de los hermanos Palomino, quien no podía esconder su tristeza.

Como se recuerda, Ronmel salió la última etapa de la competencia (Arequipa-Lima) con 10 minutos de ventaja sobre su más cercano perseguidor, Nicolás Fuchs, quien fue sancionado por el Automóvil Club Peruano (ACP) por agredir precisamente al menor de los Palomino.

El que hizo más notoria su tristeza fue el copiloto argentino José María Rodríguez, quien culpó de este lamentable suceso para él a la ACP.

“Todo esto es producto de una mala toma de decisiones de la Comisión  Directiva de la ACP. Con la sanción que le dieron a Fuchs, entonces uno tiene que salir exigido a buscar la carrera. De todas maneras se va a apelar la sanción que se tomó en Arequipa”, dijo el copiloto.

Finalmente, la dupla conformada por Nicolás Fuchs e Ive Bromberg se adjudicó el Gran Premio Nacional de Carreteras, que se inició el pasado domingo 23 de setiembre en el autódromo La Chutana y que acabó el lunes con la etapa Lima-Arequipa.