Machu Picchu, la ciudad perdida de los Incas, fue testigo de las maniobras del campeón mundial de Parkour, Ryan Doyle, que además quedó fascinado por la geografía del Perú, realizando su arte en las ruinas de la ciudadela.

Dos peruanos, fanáticos de esta disciplina se sumaron a las prácticas de Doyle, donde demostraron que a la hora de dar saltos es el mejor del mundo.

Para Doyle hacer parkour en las ruinas de los Incas fue todo un reto, esto por la altitud y los complicados lugares donde aterrizar.

El campeón comprobó que este paraíso arquitectónico no solo tiene belleza histórica, sino que puede ser una buena rampa para los horizontes que tiene que descubrir.