AFP

El alemán Sebastian Vettel (Red Bull), que logró su cuadragésima "pole" en la Fórmula Uno, la número 50 para su equipo, manifestó que el circuito de Monza, donde se disputa el Gran Premio de Italia, es para él "una pista especial".

"Sí, es una pista especial, eso está claro. Siempre es bonito volver aquí. Obviamente, los recuerdos de 2008 son maravillosos", explicó el alemán, en referencia a su primera victoria en Fórmula Uno, con un Toro Rosso y con sólo 21 años, lo que le convirtió en el más joven de la historia en ganar un Gran Premio, un día después de firmar la "pole" más precoz de la historia.

"Luego volví a ganar aquí en 2011, pero creo que la primera victoria es siempre especial", indicó Vettel, que viene de lograr en Bélgica su quinta victoria de la temporada y lidera el Mundial con 197 puntos, 46 más que el español Fernando Alonso (Ferrari), segundo en el certamen, que mañana arrancará quinto.

"Hoy y en líneas generales, durante todo el fin de semana, el coche está funcionando fenomenal hasta el momento. Probablemente, mejor de lo que esperábamos", comentó Vettel.  "Tuvimos un gran ritmo ayer y fuimos capaces de llevarlo a la calificación hoy. Tuve dos buenas vueltas al final", explicó el tricampeón más joven de la historia.

"Al final creo que ha sido una sorpresa el hecho de tener a ambos coches en la primera fila en una pista en la que históricamente hemos tenido años malos", dijo Vettel, que el año pasado abandonó en Monza.

EFE