El mexicano Sergio Pérez, catorce minutos después de su accidente en la sesión de clasificación del Gran Premio de Mónaco, ha sido evacuado en ambulancia a un centro hospitalario para ser sometido a un profundo reconocimiento.

El padre del piloto, Antonio Pérez, ha sido informado en la calle de talleres que su hijo ha recuperado la consciencia.

El accidente ha sido idéntico al protagonizado por la mañana por el alemán Nico Rosberg (Mercedes).

A la salida del túnel el coche ha girado hacia la derecha, ha golpeado contra los raíles de seguridad y sin control se ha estrellado violentamente contra las protecciones.