EFE

El checo Tomas Berdych encarriló la semifinal de la Copa Davis frente a Argentina, al dar a su equipo el segundo punto de los partidos individuales en un cruce con Leonardo Mayer, al que ganó por 6-4, 4-6, 6-3 y 6-4.

Mayer, 93 del ránking ATP, le plantó cara al quinto mejor tenista del mundo, con un recital de tenis muy aguerrido y que hizo en ocasiones enmudecer al público en el O2 Arena. Sin embargo, enfrente tuvo a un contrincante muy experimentado, como admitió el argentino.

Frente a la soltura del argentino, Berdych tardó en sentirse cómodo en la pista: "Era una pista muy rápida, es verdad, tal como queríamos, pero después de dos sets empecé a sentirme bien". El tenista checo aplaudió que su rival "empezó muy bien, sin errores" y que "mereció el segundo set".

Pero al romperle el saque en el tercer set, Berdych empezó "a manejar el partido".  Tras empatar a sets, Mayer pareció relajarse en el arranque de la tercera manga, y perdió su saque a la primera de cambio, encajando un parcial de 3-0, que pesó como un lastre.

El cuarto set también empezó mal para el argentino, tras perder el servicio en el primer juego. Berdych ya no permitió que le quebrara el servicio en una sola ocasión. Mayer no se rindió y mantuvo el suspenso hasta el final, pero no fue así y Argentina queda al borde del k.o.

EFE