Instagram UFC

Durante el entrenamiento abierto de este jueves en Brasil, Ronda Rousey fue sorprendida por un pequeño fan.

El niño, con un judogi (atuendo de judo), corrió a través de los fanáticos, burló a la seguridad y abrazó a Rousey por detrás.

La campeona de UFC, sorprendida, lo vio y le devolvió el abrazo. Por si fuera poco, el niño se llevó un beso y un autógrafo de la humilde luchadora.

EL DATO

Este sábado 1 de agosto se desarrollará el UFC 190 en Brasil, donde Ronda Rousey enfrentará a la peleadora local Bethe Correia.

@rondarousey gets a surprise from one of her biggest (little) fans during open workouts today. #UFC190

Un vídeo publicado por ufc (@ufc) el