La gran sorpresa del Abierto de Estados Unidos fue la derrota de Serena Williams ante la actual puesto 43 del mundo, Roberta Vinci.

La italiana confió en sus posibilidades y barrió con la vigente número uno del mundo con parciales de 2-6, 6-4 y 6-4.

Ambas tenistas se han enfrentado cinco veces y es la primera victoria de Vinci en uno de los escenarios más grandes del tenis.

La rival de Vinci en la final será su compatriota Flavia Pennetta, que venció a la rumana Simona Halep por 6-1 y 6-3.