El combinado italiano se alzó con el oro en la Copa del Mundo de voleibol femenino de Japón en una jornada final emocionante en la que Estados Unidos cosechó la plata y China el bronce, y aseguraron su clasificación para los Juegos Olímpicos de Londres.

En la décimo primera jornada, última del campeonato, todo se decidió en el último partido entre Estados Unidos, único equipo que había sido capaz de vencer a las italianas, y Japón que pese a no jugarse nada dio la sorpresa del torneo y terminó cuarta tras doblegar a las estadounidenses por 3-0, empujadas por su incondicional público.

Las estadounidenses, que superaron en el podio a China por tener mejor cómputo global, no pudieron hacer nada ante el vendaval de juego de las niponas, aupadas por el gran partido de Yukiko Ebata, que terminó con 21 puntos, y una gran defensa que anuló a la estrella estadounidense Destinee Hooker, que solo pudo hacer nueve tantos.

Después de perder ayer momentáneamente el primer puesto ante EEUU, una enrabietada Italia se deshizo con claridad, por tres sets a cero y en menos de una hora, de Kenia que se despidió del torneo sin ganar ningún partido, y esperó a que Japón obrara el milagro.

Italia, que cerró el campeonato con un récord de 10 triunfos, revalidó su título gracias a una victoria con un equipo plagado de suplentes en el que destacó Raphaela Folie, que anotó 13 tantos, frente a un combinado africano que pecó de falta de experiencia durante todo el campeonato.

Por su parte China, que necesitaba los tres puntos para asegurarse la medalla de bronce y la plaza para Londres 2012, superó a Alemania (3-0), con una victoria asentada en su gran capacidad de bloqueo (15 puntos), y gracias al acierto de Zhang Lei y Xu Yunli, con cuatro puntos de bloqueo cada una.

Las alemanas, que terminaron el campeonato en sexta posición, se agarraron al gran trabajo de Christiane Fürst, que lideró las estadísticas de su equipo con 11 puntos (6 de ataque y 5 de bloqueo).

En el grupo B, sin nada en juego, Serbia, actual campeona de Europa, batió a Argelia en tres sets, y cerró sus mejores cifras en una Copa del Mundo tras cosechar cinco victorias y seis derrotas.

El gran juego serbio se apoyó en la fortaleza de Nadja Ninkovic y Bjelica Ana, que anotaron 18 y 17 puntos respectivamente, mientras que por parte de la débil Argelia destacó Faiza Sabet, máxima anotadora de su combinado con 14 puntos.

Brasil, sin posibilidades de podio, se alzó con la quinta plaza y no decepcionó en su despedida en Tokio con un juego agresivo con el que venció, con una cómoda victoria por tres a cero, a la República Dominicana, que terminó el torneo en octava posición.

Las dominicanas pecaron de un exceso de errores no forzados (25 puntos) ante un Brasil muy motivado en el que destacaron su estrella Sheilla Castro, con 10 puntos (8 de ataque y 2 servicios directos), y Paula Pequeno con 12 tantos, mientras que la dominicana Bethania De La Cruz, sustentó a su equipo con 11 puntos.

El entrenador brasileño, José Roberto Guimaraes, cargó contra el modelo de puntos utilizado en el torneo y lo consideró "peligroso para el voleibol" ya que, en su opinión, "hay que ser Einstein para entender el sistema de puntuación".

En este sentido, Guimaraes instó a utilizar en futuros torneos un sistema similar al del fútbol en el que el ganador se lleva tres puntos y en el caso de empate se reparte uno para cada equipo, ya que "castigar a un equipo es peligroso e increíble", afirmó en la rueda de prensa al término del encuentro.

El grupo B lo cerró el encuentro entre Argentina y Corea del Sur, que vencieron las asiáticas por un contundente 3-0, gracias al recital de su número 10, Kim Yeon-Koung, que logró 24 puntos (20 en ataque, 2 de bloqueo y 2 saques directos).

La jugadora dominicana Bethania De La Cruz terminó el torneo como máxima anotadora con 228 puntos, seguida de la italo-argentina Carolina Costagrande, con 186 y la norteamericana Destinee Hooker, con 185.

EFE