Un hecho curioso se dio esta semana en el evento de Smackdown realizado en Inglaterra: cuatro aficionados invadieron el ring para golpearse entre ellos, uno hasta aplica Rock Bottom a uno de sus compañeros.

El programa de WWE se realizaba de manera normal como cada semana en Estados Unidos. John Cena y Daniel Bryan se encontraban enfrentandos a Cesaro y Tyson Kid en un duelo de parejas, pero de la nada, cuatro personas subieron al ring y comenzaron a jugar entre ellos, simulando un combate de lucha libre.

Los gladiadores se apartaron de los invasores y se colocaron en las esquinas, mientras que el réferi del encuentro y dos miembros de la seguridad sometieron a los intrusos, aunque uno de ellos logró escapar entre el público.

Lo más seguro es que WWE editará esas escenas para su transmisión del jueves. Se espera que la compañía no tome acciones contra estos aficionados o decidan no ir por un buen tiempo a UK.