AFP

La rusa Yelena Isinbáyeva, que derramó lágrimas de emoción al recibir su medalla de oro como campeona mundial de pértiga, criticó minutos antes el gesto de la atleta sueca Emma Green, que compitió con las uñas pintadas con los colores del arco iris en apoyo a la comunidad gay de Rusia.

"Es una falta de respeto hacia nuestro país, hacia nuestro ciudadanos, porque nosotros somos rusos. Tal vez somos diferentes a otros europeos, pero tenemos una ley que hay que respetar", afirmó la pertiguista en alusión a la Ley contra la promoción de la homosexualidad, que entró en vigor recientemente en Rusia.

Isinbáyeva señaló que cuando viaja a otros países trata de respetar sus leyes: "No intentamos imponer nuestras leyes allí donde vamos, sino que nos mostramos respetuosos".

Con respecto a la homosexualidad, Isinbáyeva comentó: "Estamos contra su promoción, no, obviamente, contra la libre elección de cada persona. Es su vida, es su elección, sus sentimientos, pero estamos en contra de su promoción y yo apoyo al Gobierno".

Emma Green, clasificada para la final de altura de los Mundiales, compitió hoy en la ronda de calificación con las uñas pintadas con los colores del arco iris como señal de apoyo a la comunidad "gay" y en disconformidad con la ley contra la propaganda homosexual vigente en Rusia.

EFE