Carla Corminboeuf fue nuestra representante en gimnasia rítmica en los Juegos Panamericanos. | Fuente: Facebook | @ComiteOlimpicoPeruano

Debut histórico. Carla Corminboeuf se convirtió en la primera peruana que compite en la historia de la gimnasia rítmica individual en los Juegos Panamericanos. Su debut lo hizo con los aparatos de mazas y al ritmo de la canción 'El que no tiene de Inga' de la conocida cantante peruana Eva Ayllón.

Carla Corminboeuf, la gimnasta de nacionalidad peruana y suiza de 19 años, terminó su participación con un acumulado de 39.100 al conseguir 10.250 en aro, 9.400 en pelota, 10.200 en mazas y 9.250 en cinta.

Carla comenzó a representar al Perú por primera vez en el Campeonato Sudamericano 2011 en Maracaibo, Venezuela. Su desempeño le permitió lograr cuatro medallas de bronce. Practica la gimnasia rítmica a los 6 años, y desde los 12 representa al Perú.

En la competición por conjuntos, el equipo peruano estuvo representado por Camila Rodríguez, Aitana Orrego, Georgina Vidalon, Carmen León y Flavia Paula León. La selección obtuvo una puntuación de 13.000 en pelotas y 13.250 en aro/mazos, logrando un acumulado de 26.250.

Por muchos años, el Perú se mantuvo alejado de las competiciones de esta disciplina, pero todo cambió cuando se empezó a formar la selección que representó al Perú en estos Panamericanos.

“Este es el primer panamericano para todas las chicas de gimnasia rítmica y para el Perú. Nosotros nunca habíamos llegado tan lejos en el circuito olímpico”, sostuvo una emocionada Isabel Collas, entrenadora de infantiles y talentos de la federación nacional, a la agencia Andina.

Con 11 niñas a su cargo en este momento, Collas considera que la participación de la selección peruana es un punto de inflexión en la historia de la gimnasia rítmica en el país.

“Cuando empezamos este proyecto, sabíamos que por el hecho de no haberla practicado tanto tiempo los otros países nos iban a llevar una distancia enorme y más en gimnasia rítmica, donde la parte estética y técnica con el aparato es muy exigente. Esta es una disciplina que se practica desde los 3 a 5 años de edad y nuestras chicas empezaron con más de 10, 12 años cuando la flexibilidad y la fuerza se van asentando”, explicó Collas.

¿Qué opinas?