Foto: DIFUSI
El especialista en fertilidad norteamericano Ben Ramaley (62) ha sido denunciado por utilizar su semen para inseminar a una mujer que dio a luz gemelos.

Ramaley, un médico de Connecticut, sustituyó el esperma del marido de su paciente por la suya durante varios procedimientos de inseminación artificial. La denuncia fue hecha por una pareja que no ha sido idenficada.

Después del nacimiento de los gemelos, los padres quedaron sorprendidos por la tez tan blanca de los niños, debido a que el marido es afroamericano y la mujer de raza blanca.

La primera acusación se realizó en el 2005, sin embargo, las partes llegaron a un acuerdo extrajudicial por lo que tuvo que pagar 10 mil dólares a los pareja perjudicada.

El caso fue rápidamente resuelto, por lo que Ben Ramaley consiguió mantener su licencia de médico para seguir ejerciendo.

No obstante, el Fiscal General de Connecticut destapó nuevamente el caso tras diversas acusaciones recibidas y que implican nuevamente al especialista en fertilidad.

El Departamento de Sanidad Pública de la ciudad comenzó a investigar el asunto más profundamente.

En los registros aparece que no se había determinado si Ramaley utilizó su propio esperma, porque "el paciente se negó a cooperar con la investigación", dijo el portavoz del departamento de Bill Gerrish.