Cuatro especialistas de la policía se han desplazado al lugar para investigar la desaparición de las pruebas. | Fuente: iStock | Fotógrafo:

Autoridades de Renania del Norte-Westfalia, Alemania, denunciaron que material clave de la investigación policial contra múltiples abusos sexuales a menores en un camping ha desaparecido. Ellos tildaron este caso como "escándalo policial" y "desastre".

Según el ministro de interior de Westland, Herbert Reul, desde hace semanas falta una maleta y una bolsa con 155 discos compactos de información de este caso de la comisaría del municipio de Lippe. 

Sólo tres de estos discos habían sido ya analizados por los investigadores, que desconocen si en los demás, que contenían 0,7 terabytes de información, había pornografía infantil como la que habían encontrado en otros soportes físicos en relación a este caso.

Las imágenes podrían servir para demostrar los abusos que hubiese grabado el acusado, un hombre de 56 años que vivía de forma permanente en el camping del pueblo de Lügde y al que se investiga por más de mil casos de abusos a al menos 31 niñas: 3 niños de entre cuatro y trece años a lo largo de una década.

Sin embargo, no todo el material informático incriminatorio ha desaparecido: la policía había ya encontrado y valorado 15 terabytes de documentos gráficos del detenido. Hay además otras dos personas en prisión preventiva por este caso, un hombre de 33 años y otro de 48.

Cuatro especialistas de la policía se han desplazado al lugar para investigar la desaparición de las pruebas.

El caso ha estado rodeado de controversia desde que se destapó, al hacerse público que las primeras denuncias contra los supuestos agresores sexuales llegaron en 2016 a la policía, pero que esta se limitó a derivar el caso a la Oficina del Menor. 

EFE

¿Qué opinas?