Niña de ocho años fue golpeada y quemada por su primo, quien intentó abusar sexualmente de ella

Conmoción en Argentina. La fiscal del caso aseguró que la víctima intentó defenderse de Ramón Oliveira, de 22 años, pues este presenta rasguños en varias partes del cuerpo.

Ramón Oliveira presenta rasguños en los brazos, por lo que la fiscal del caso asume que la niña intentó defenderse. | Fuente: Facebook

Este último domingo, Guadalupe Ezeiza, una niña de ocho años, fue hallada muerta, luego de haber sido golpeada y quemada por su primo hermano, un joven de 22 años identificado como Sergio Oliveira, en la localidad argentina de Lobos, provincia de Buenos Aires, Argentina

Según informó el diario La Nación, el joven confesó haberle quitado la vida a su prima, a quien fue a visitar por la mañana a la casa de su madre para llevarla a pasear. Cuando ya era de noche y Guadalupe no volvía, su madre fue a la comisaría para denunciar su desaparición, puesto que Olveira tampoco respondía el teléfono.

De inmediato, la Policía empezó a investigar el crimen hasta llegar al testimonio de un familiar del asesino, quien contó que el joven le había confesado el crimen, alegando que mató “por error” a la pequeña. Al ser interrogado por las autoridades terminó confesando el asesinato.

El asesino golpeó y quemó a Guadalupe en su departamento, en donde fue hallado el cadáver. De nacionalidad paraguaya, el joven se encuentra detenido por la “tentativa de abuso sexual seguida de muerte y homicidio doblemente calificado por alevosía y por criminis causa”.

La fiscal del caso, Patricia Hortel, de la Unidad Funcional de Instrucción, está convencida de que el asesino intentó abusar sexualmente de la niña que intentó defenderse.

"Hubo al menos un intento de abuso y esta nena se opuso e intentó defenderse. La víctima tiene múltiples golpes de puño en vida y el imputado tiene rasguños. La mató prendiéndola fuego y la sentó arriba de las brasas para borrar toda huella del delito que había cometido", señaló al medio Télam.

Asimismo, se señaló que, junto al cadáver, se encontró una garrafa que había sido colocada en el lugar para que explote y así generar un incendio que desaparezca los restos de la víctima.

"La intención seguramente era que explote y se incendie todo y que parezca que la nena murió en un accidente. Pero el fuego no llegó a prosperar porque dejó todo cerrado y faltó oxígeno para generar una mayor combustión", explicó.

Por otro lado, el informe preliminar de la autopsia reveló que la menor presentaba fuertes traumatismos en el cráneo por los golpes recibidos en la cabeza y en el rostro. Las causas de muerte, no obstante, fueron las quemaduras que dañaron sus órganos vitales.

¿Qué opinas?