Niña de 8 años muere de un disparo en una operación policial en favela de Río de Janeiro

Se trata de la quinta menor muerta durante una acción policial en lo que va de 2019, según cifras de Fogo Cruzado, que monitoriza los tiroteos en Río. En total, 16 niños han sido heridos o asesinados.

Protestantes llevan globos amarillos al funeral de Agatha Sales Felix. | Fuente: AFP | Fotógrafo: CARL DE SOUZA

La gobernación del estado de Río de Janeiro informó este domingo que se investigará la muerte de una niña de ocho años, víctima de una bala perdida durante un operativo de la Policía Militar (PM) en una favela del norte de la ciudad.

La PM "abrió un procedimiento para investigar la acción de policías en el Complejo Alemao" la noche del viernes, indicó la gobernación en Twitter, lamentando la muerte de Agatha Felix, quien falleció tras recibir un disparo en la espalda.

La gobernación y la PM sostienen que "un grupo de criminales realizaron ataques simultáneos en diferentes lugares" del Complejo Alemao, que reúne varias favelas, durante los cuales la niña recibió el impacto de una bala perdida.

Sin embargo, familiares de la víctima niegan que hubiera un enfrentamiento en ese momento, en tanto testimonios de vecinos recogidos por la prensa brasileña apuntan a que la niña murió cuando policías militares dispararon contra dos sujetos que iban en moto.

La Policía Civil informó este domingo que se recogieron testimonios de familiares de Agatha, quien será enterrada este domingo, y el lunes se recabarán más declaraciones, en tanto las armas de los PM se someterán a "pericias", así como la "bala extraída del cuerpo de la víctima".

Agatha es la quinta menor muerta durante una acción policial en lo que va de 2019, según cifras de Fogo Cruzado, que monitoriza los tiroteos en Río. En total, 16 niños han sido heridos o asesinados.

Organismos como la Defensoría del Pueblo y Amnistía Internacional repudiaron la política de mano dura contra la criminalidad del gobernador Wilson Wtizel, a quien responsabilizan de privilegiar los enfrentamientos armados contra delincuentes a costa de la vida de inocentes.

Las muertes violentas en Brasil cayeron un 10.4%, a 57.341 en 2018, respecto a 2017, según un informe de este mes del Foro Brasileño de Seguridad Pública (FBSP), que trabaja con datos oficiales.

Sin embargo, el número de personas muertas en acciones policiales subió un 190.6% en 2018, es decir 6.220 fallecidos, la mayoría jóvenes negros.

Río de Janeiro, principal ciudad turística de Brasil, sufre altos índices de violencia en los barrios periféricos, escenario de enfrentamientos entre las bandas narcotraficantes y entre éstas y las fuerzas del estado y milicias parapoliciales.

(Con información de AFP)

¿Qué opinas?