Monedas de un tesoro español de la misma época hallado cerca a Florida. | Fuente: AFP

A falta de dos semanas para terminar su Gobierno, Juan Manuel Santos, anunció este lunes la suspensión del proceso de rescate del galeón español San José, hundido en el siglo XVIII cerca de Cartagena de Indias, justo el día en que vencía el plazo para una posible adjudicación del contrato. En una declaración a medios, el presidente de Colombia alegó que hay medidas cautelares en la justicia por resolver puesto que "ciudadanos preocupados adelantaron una acción popular que dilató este proceso" de adjudicación de la Alianza Público Privada (APP) para el rescate del pecio.

"He tomado una decisión por respeto a las instancias judiciales, al Estado de derecho (...) y garantizando la seguridad jurídica de todos los sujetos que aquí han intervenido, he tomado la decisión de suspender los términos del proceso en curso", manifestó el gobernante. "Entregamos un sitio arqueológico sin intervención alguna, enriquecido, en cambio, de conocimientos, y con un modelo completo de gestión que incluye los recursos económicos necesarios para su intervención científica y como lo dije desde el primer día, para el disfrute y conocimiento de todos los colombianos", aseguró.

Un proceso complicado

Desde que el 4 de diciembre de 2015 el propio Santos anunció que arqueólogos habían encontrado el pecio del San José se generó alrededor del proceso una gran polémica puesto que para su recuperación se recurriría a una APP. Un gran secretismo rodeó el caso hasta que el pasado 27 de marzo el Ministerio de Cultura publicó los pliegos con los detalles para los interesados en sacar del lecho marino los tesoros del pecio "sin desembolso de recursos públicos".

Como parte de ese proceso de licitación, el Ministerio mostró "la intención" de adjudicar el contrato a la compañía Maritime Archaeology Consultants Switzerland AG "si no existieren otros interesados en la ejecución del proyecto", lo que fue muy criticado por especialistas, que argumentaron que el proceso requería de más estudios. El jefe de la Oficina Jurídica del Ministerio de Cultura, Juan Manuel Vargas, explicó a la prensa que "básicamente lo que se produce es la suspensión del proceso contractual", si bien "los procesos siguen vigentes" a la espera de la decisión que tome el presidente electo, Iván Duque, que asumirá el cargo el 7 de agosto.

Decisión de la próxima gestión

Vargas detalló que se tomó la decisión por respeto "al estado de derecho, a las decisiones judiciales" mientras "el tribunal toma una decisión sobre las medidas cautelares". Por tanto, Duque "tendrá que revisar todo" el proceso, dijo el funcionario, quien mostró su esperanza de que perciba que en el Ministerio hicieron "un trabajo responsable". El pasado 10 de julio la ministra de Cultura, Mariana Garcés, entregó al equipo de transición de Duque un informe general sobre el San José.

Imagen submarina de los cañones del Galeón San José. | Fuente: AFP

El director del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Icanh), Ernesto Montenegro, señaló que los restos de la nave"no se han tocado" hasta el momento, sino que han acumulado "toda la información físico-química" y oceanográfica. Asimismo, indicó que tanto en el Ministerio de Cultura como en el Icanh siguen trabajando arqueólogos, historiadores y antropólogos "para avanzar en el conocimiento que tenemos y el estudio de los materiales que se han identificado".

Finalmente, aseguró que han "insistido en que hay información confidencial que se limita a las coordenadas y que es importante por la seguridad nacional que se mantenga en reserva" para que evitar que cazatesoros intenten llegar hasta los restos del buque. Al respecto, Santos pidió este lunes a la Procuraduría (Ministerio Público) "que observe el carácter confidencial y de reserva de esta infrmación, y que su manejo sea acorde con la seguridad y soberanía nacional".

Polémica entre Colombia y España

El San José fue hundido por una flota de corsarios ingleses el 8 de junio de 1708 cuando se dirigía a Cartagena de Indias cargado, según crónicas de la época, con cerca de 11 millones de monedas de ocho escudos en oro y plata, que había recogido en la feria de Portobelo (Panamá).  Desde el anuncio del hallazgo del galeón surgieron disputas ya que España aduce que por tratarse de "un barco de Estado" con su bandera le amparan las normas de la Unesco para reclamar su titularidad, y así lo reiteró este lunes en Madrid el ministro español de Exteriores, Josep Borrell.

El mes pasado, la Cancillería colombiana dijo que esperaba trabajar con España en la negociación de un memorando de entendimiento sobre el proyecto de recuperación del galeón. El obierno español consideró este martes una "excelente noticia" el anuncio de Santos y reiteró el deseo de colaborar en la conservación del pecio.

El Ministerio de Asuntos Exteriores español valoró la decisión de Santos "siempre desde el respeto a las decisiones que las autoridades de Colombia puedan adoptar de conformidad con su ordenamiento jurídico y el Derecho internacional", informaron a EFE fuentes de ese departamento. Madrid asegura, además, que "España no busca hacerse con el pecio", sino que su interés es "proteger un buque de Estado" y que "cualquier intervención se lleve a cabo bajo los estándares de la Convención de Patrimonio Cultural Subacuático de la Unesco".

(Con información de EFE)

¿Qué opinas?