COVID-19
Un paciente de COVID-19 recibe tratamiento en el Hospital Municipal de Campanha Gilberto Novaes, en la ciudad de Manaus (Brasil). | Fuente: EFE

Brasil registró este martes un récord de 1 262 nuevas muertes por la COVID-19 en un único día, con lo que el total de víctimas en los dos meses y medio desde el primer fallecimiento por la enfermedad en el país se elevó a 31 199, informó el Ministerio de Salud.

El número de muertos de este martes, superior a los 1 188 registrados el 21 de mayo, que constituía hasta ahora el día más fatal, confirma a Brasil como el cuarto país en número de víctimas en el mundo y lo incluye entre los que ya tienen más de 30 000 junto a Estados Unidos, Reino Unido e Italia.

De acuerdo con el boletín divulgado por el Ministerio de Salud, en las últimas 24 horas se registraron 28 936 nuevos casos, con lo que el número de contagiados subió a 555 383, que confirman a Brasil como el segundo país con más casos en el mundo después de Estados Unidos y el epicentro de la pandemia en América Latina.

El número de nuevos contagios hoy es el segundo mayor desde que Brasil registró el primer caso del nuevo coronavirus el 26 de febrero. El día con más casos hasta ahora fue el sábado pasado, con 33 274 contagios.

Según el boletín del Ministerio, 300 546 pacientes, que constituyen el 54,1 % del total de infectados, aún están bajo cuidados médicos, mientras que 222 638 (40,3 %) se recuperaron y recibieron el alta.

Las elevadas cifras de casos y muertos se producen en momentos en que varios gobiernos regionales y municipales de Brasil comienzan a poner en marcha procesos graduales de desescalada de las medidas de paralización económica y a flexibilizar las orientaciones de distanciamiento social.

Igualmente se producen cuando Brasil completa 18 días sin ministro titular de Salud ya que los dos anteriores salieron por sus discrepancias con el presidente Jair Bolsonaro en torno a la estrategia para combatir el coronavirus.

El líder ultraderechista es uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad de la pandemia, llegó a calificar la COVID-19 como una "gripecita" y desde el comienzo de la crisis defiende el fin de las medidas de distanciamiento impuestas por los Gobiernos regionales y la normalización de todas las actividades.

Para el jefe de Estado, más de la mitad de la población brasileña contraerá la enfermedad independiente de las medidas de aislamiento que se adopten por lo que su prioridad es evitar la ya prevista recesión histórica que, en su opinión, generará hambre y pobreza y podrá provocar un número superior de muertes.

(Con información de EFE)

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.​