A este viernes, España registró más de 1000 fallecidos por el Covid-19. | Fuente: Flickr

15 días (o más) de aislamiento en una casa, en compañía de tus 12 hijos. Así es la vida de la española Mar Dorrío, quien con 43 años lidera un hogar ordenado y, según cuenta, para nada aburrido. La mayor de sus hijas, Carmen, tiene 21; y la menor, Paz, solo tres.

Su día a día se ha convertido en una excusa para escribir un blog con la misma pasión con la que cuida a su familia, que reside en el centro de la llamada ciudad departamental, en Esteiro (España). Reconoce que los últimos días no han sido fáciles (este viernes el número de fallecidos en el país superó las 1000 personas), pero admite que, dentro de casa, “por ahora” las cosas van bien.

Al principio de la crisis sanitaria, tuvo que hacer frente a varios inconvenientes, ya que desde el pasado lunes no lleva a sus hijos a la escuela, luego de que se dispusiera la suspensión de clases en Galicia. Es por eso que ha establecido una rutina en casa, que implica que todos se levanten a la misma hora y hagan las tareas. Carmen es disciplinada, porque cree que, en tiempos de confinamiento, es vital que “la cabeza esté bien y no desborde”, y que “la hoja de ruta” esté más ordenada que nunca.

Una de sus hijas es gimnasta profesional, y se ha visto obligada a realizar tus prácticas dentro de casa. Los demás permanecen en su “zona de juegos” o ven películas, lo que sea necesario para que estén sanos y tranquilos. Incluso, ante las repentinas circunstancias, su hijo de cuatro años le pregunta si ya es Navidad.

Es evidente que es difícil “aburrirse” con tanta gente a su alrededor, pero a medida que pasan los días la situación podría tornarse complicada, porque puede ser posible que los pequeños tengan que confinarse por habitaciones. Pero a Mar siempre le encantó la idea de tener una familia numerosa. “Lo bueno es que han ido llegando de uno en uno. (…) con cabeza y todos sanos”, relató a ABC.