Miembros del hospital de la Malvarrosa, en Valencia, recogen muestras a trabajadores sanitarios. | Fuente: EFE

El fabricante en China de los test rápidos que adquirió el Gobierno de España a través de un proveedor nacional, y cuya sensibilidad es menor que la establecida, los reemplazará en los próximos días por un nuevo modelo con las especificaciones requeridas.

El Ministerio español de Sanidad confirmó este viernes el nuevo envío y aclaró que los test fueron detectados en un lote "determinado y controlado" de una partida de 8,000 que se entregó el pasado fin de semana al Gobierno regional de Madrid.

Estos 8,000 test formaban parte, según Sanidad, de una compra por parte del Ministerio de 640,000 pruebas de detección de coronavirus cuya totalidad no había llegado todavía a España.

"Solo habían llegado dos entregas: una primera de 8,000 test (la que se envió al Gobierno regional de Madrid) y una segunda de 50,000 test que no se llegó a distribuir", explica.

Todas ellas -insiste el Ministerio- han sido compradas a través de un proveedor nacional a un fabricante en China y todas cuentan con marcado CE (Comunidad Europea) y, por lo tanto, están homologadas para su compra y comercialización en toda Europa.

Pero tras detectarse una menor sensibilidad en alguno de estos primeros 8,000 test, Salud Pública dio la orden de retirada y por eso -mantiene- se han devuelto las 58,000 pruebas rápidas que ya habían llegado a España.

Ahora, el fabricante reemplazará los test y enviará en los próximos días 640,000 unidades de un nuevo modelo con la sensibilidad exigida.

(Con información de EFE)

¿Qué opinas?