Los jóvenes fueron detenidos por hacer una fiesta en plena cuarentena en Bolivia. | Fuente: @laradiodelsur

Dos de los 53 jóvenes detenidos por romper la cuarentena para asistir a una fiesta en la ciudad boliviana de Santa Cruz, la más golpeada por la COVID-19 en el país, dieron positivo a esa enfermedad y están aislados, mientras que otros 49 deberán cumplir arresto domiciliario.

En una audiencia cautelar realizada este lunes, un juzgado de Santa Cruz decidió dar detención domiciliaria a 49 de los arrestados, acusados por el delito de atentado contra la salud pública, informó el subcomandante departamental de la Policía cruceña, Richard Cordero, según un comunicado del Ministerio de Gobierno (Interior).

Otros dos están aislados tras haber dado positivo al nuevo coronavirus en las pruebas rápidas que se hicieron a todos los muchachos arrestados y otros son menores de edad, por lo que su situación penal se define ante un juez de la niñez.

Los jóvenes, 42 hombres y 11 mujeres, fueron detenidos el viernes en la noche cuando participaban en una fiesta, algo que no está permitido dentro de las medidas vigentes por la emergencia sanitaria contra la COVID-19.

"Recomendar a los padres de familia que no pierdan el control de sus hijos, ellos deben saber dónde están, no puede ser que estén en una fiesta 53 jóvenes en una pandemia tan alta", lamentó Cordero.

Cuarentena ampliada a todo julio

El jefe policial advirtió de que los controles para hacer cumplir la cuarentena serán estrictos e hizo un llamado a los jóvenes a no concurrir a eventos masivos teniendo en cuenta el ascenso de los casos del nuevo coronavirus en el país, agrega el comunicado.

La alcaldesa de Santa Cruz, Angélica Sosa, protestó por el suceso que incluso obligó a disponer de pruebas rápidas para la detección de la enfermedad entre los detenidos, según la nota.

Bolivia tiene declarado desde finales de marzo estado de emergencia sanitaria, con una cuarentena que ha ido variando por fases y se ha ampliado a todo julio en el conjunto del país, aunque con distintas restricciones por regiones y municipios en función de un mapa de riesgo de la enfermedad.

Pero sí hay medidas nacionales que se mantienen, incluida la prohibición de realizar eventos que supongan una aglomeración de gente, como las fiestas.

Santa Cruz, la mayor región de Bolivia con más de tres millones de habitantes, presenta cerca de la mitad de los casos confirmados de COVID-19 en el país y el mayor número de fallecidos, con 29 754 y 814, respectivamente, de 59 582 y 2 151 del total nacional, según los últimos datos oficiales.

(Con información de EFE)