COVID-19 en México
López Obrador atribuyó parte de las defunciones a la prevalencia de diabetes, hipertensión y obesidad en México, el segundo país de la región con mayor índice de sobrepeso y obesidad. | Fuente: AFP

Tras superar los 50 000 muertos por COVID-19, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó este viernes que México "aplanó la curva" de la epidemia y "evitó" la saturación hospitalaria por lo que descarta un cambio de estrategia.

"¿Qué hicimos bien? ¿Qué hicieron bien los profesionales, los expertos en salud? Pues se aplanó la curva, sí nos llevó más tiempo, pero no se saturaron los hospitales, no ha habido casos de saturación de hospitales, nadie se ha quedado sin ser atendido", afirmó en su rueda de prensa matutina.

México alcanzó el día previo los 50 517 fallecidos y 462 690 contagios confirmados por COVID-19 tras cinco meses de la llegada de la enfermedad y dos meses de la "nueva normalidad", el plan de reactivación económica del Gobierno.

Con estos datos, México es el sexto país con más casos acumulados y el tercero con más fallecidos, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins.

Pero el presidente argumentó que México, con casi 400 muertos por millón de habitantes, está por debajo de países como Reino Unido, Perú, España, Italia, Chile, Estados Unidos, Brasil y Francia en decesos en proporción a la población.

Además, Andrés Manuel López Obrador atribuyó parte de las defunciones a la prevalencia de diabetes, hipertensión y obesidad en México, el segundo país de la región con mayor índice de sobrepeso y obesidad.

El presidente ofreció su rueda de prensa desde Los Cabos, principal destino turístico del noroeste del país, en el estado de Baja California Sur.

Pese a la tendencia de la epidemia, el mandatario pronosticó una recuperación del turismo nacional para finales de año.

(Con información de EFE)