Las autoridades de Salud de México informaron de 695 nuevos decesos por COVID-19. | Fuente: AFP

Las autoridades de Salud de México informaron este sábado de 695 nuevos decesos y 6 495 contagios por COVID-19 en las últimas 24 horas, para un acumulado de 52 006 muertes y de 475 902 casos de coronavirus desde el inicio de la pandemia en el país, el 28 de febrero.

El aumento de contagios notificado este día representó un 1,4 % respecto del día anterior, mientras que los fallecimientos crecieron también un 1,4 %.

En conferencia de prensa, el titular de Promoción de la Salud de México, Ricardo Cortés Alcalá, precisó que han sido estudiadas 1 085 897 personas de las cuales 318 638 personas se han recuperado de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

Señaló que en el país existen 80 025 casos sospechosos en espera de los resultados clínicos y del total de personas sometidas a estudios hasta ahora 520 970 tuvieron un resultado negativo.

Además de los datos confirmados, Cortés Alcalá informó de 516 310 casos estimados junto con 46 072 casos activos estimados, que representan el 9 % del total acumulado y son la epidemia activa, además de 53 986 defunciones estimadas.

En México se han habilitado hasta este sábado 42 240 camas, 31 281 generales y 10 959 de terapia intensiva como parte del programa de reconversión hospitalaria aplicado para combatir la pandemia.

Cortes Alcalá señaló que se encuentran ocupadas 13 093 (42 %) de camas generales y 3 892 (36 %) de camas de terapia intensiva, habilitadas con ventilador respiratorio para apoyo de pacientes graves.

Actualmente, Ciudad de México, Estado de México y los estados de Tabasco, Guanajuato y Veracruz, concentran alrededor del 45 % del total de casos confirmados en el país, de acuerdo con el reporte técnico.

México es el sexto país del mundo con más casos confirmados de la COVID-19 después de Estados Unidos, Brasil, India, Rusia y Sudáfrica; y el tercero por el número global de fallecimientos, detrás de Estados Unidos y Brasil.

El país cumple su décima semana de la llamada "nueva normalidad", que opera con base en un semáforo epidemiológico de cuatro colores que regula las actividades económicas y sociales.

Esta semana, 16 de los 32 estados mexicanos permanecen en rojo, el nivel de riesgo epidémico máximo, mientras que los otros 16 están en naranja, considerado de riesgo alto. Hasta ahora ningún estado en México ha sido declarado en semáforo amarillo (riesgo medio) ni en color verde (riesgo bajo).

El semáforo naranja permite la apertura de parques públicos, comercios, restaurantes y cafeterías con un aforo al 30 % y pide a las personas aplicar medidas de prevención e higiene como el uso de cubreocas, lavado de manos y la sana distancia.

(Con información de EFE)