John William King, de 44 años, recibirá una inyección letal a las 00H00 GMT en la penitenciaría de Huntsville. | Fuente: AFP

Un supremacista blanco será ejecutado el miércoles en Texas por matar a un afroamericano hace 20 años encadenándolo y arrastrándolo con su auto, en un crimen comparado con un "linchamiento de los tiempos modernos" que indignó a Estados Unidos.

A no ser que la Corte Suprema le conceda una suspensión en el último minuto, John William King, de 44 años, recibirá una inyección letal a las 00H00 GMT en la penitenciaría de Huntsville. King fue condenado a la pena capital en 1999 por haber participado con otros dos blancos en el asesinato de James Byrd. En la noche del 7 de junio de 1998, fingió que quería acompañar en auto a ese hombre de 49 años que regresaba caminando a su casa después de una fiesta.

En 2011 fue ejecutado otro participante en el crimen, Lawrence Brewer, mientras que el tercero, Shawn Berry, cumple cadena perpetua tras haber cooperado con los investigadores.

Berry dijo en el juicio que King, Brewer y él bebieron cerveza, salieron de parranda en una camioneta y en la carretera le ofrecieron a Byrd llevarlo con ellos en el vehículo. Luego lo condujeron hasta un camino remoto, donde lo golpearon brutalmente y lo encadenaron a la parte trasera del vehículo.

Byrd aún estaba vivo cuando lo arrastraron a lo largo de unos tres kilómetros. Según los médicos forenses, sufrió terriblemente y se decapitó cuando su cabeza golpeó un caño de cemento. Su cuerpo desmembrado fue hallado frente a una iglesia a la que asisten negros en la pequeña localidad de Jasper, en Texas.

En menos de 48 horas, la policía había interrogado a los autores del crimen Berry y King, ambos entonces de 23 años, y a Brewer, que tenía 31 años. Los dos últimos, que se habían unido a una banda de supremacistas blancos durante una estancia en prisión, fueron condenados a la pena capital en juicios distintos.

(Con información de AFP)


¿Qué opinas?