Así se vive en la base del observatorio ruso Bellingshausen | Fuente: Google Maps

Una remota base del observatorio ruso Bellingshausen en la Antártida fue escenario de un intento de homicidio. El pasado 9 de octubre, Sergei Savitsky atacó a puñaladas a su colega Oleg Beloguzov por un motivo insólito que ha salido recién a la luz en los medios.

Según han reportado medios locales, Savitsky estaba harto de que Beloguzov le contara los finales de los libros. El confinamiento hizo que los 14 científicos que viven en la base busquen actividades para pasar el tiempo.

En ese sentido, Beloguzov y Savitsky eran ávidos lectores y así pudieron pasar las horas solitarias durante los últimos cuatro años que han estado trabajando juntos. Sin embargo, una pelea hizo que Savitsky tomara un cuchillo del comedor y se lo clavara en su compañero.

Savitsky quedó detenido y luego llevado hasta San Petesburgo donde enfrentará cargos por intento de homicidio. Beloguzov tuvo que ser llevado en helicóptero desde Antártida hasta un hospital de Chile donde estuvo varios días en la Unidad de Cuidados Intensivos con una lesión en el corazón. Hace unos días fue dado de alta. 

Según han reportado medios locales, Beloguzov se acercaba donde su compañero cada vez que iniciaba un libro y le contaba el final. Este hecho se habría repetido varias veces.

Sepa más:
¿Qué opinas?