Fotografía referencial
El caso aún continúa siendo investigado por la Policía de Barcelona. | Fuente: Flickr

La Policía de Barcelona detuvo a una mujer de 46 años acusada de arrancarle de un mordisco el dedo a otra mujer, en medio de una pelea al interior de un departamento. La detenida no solo la atacó, sino que se tragó la primera falange de dicha extremidad.

Según confirmaron a Efe fuentes de la investigación, la trifulca se produjo alrededor de las 21:00 horas de la noche, al interior de un apartamento ubicado en el distrito del Eixample de Barcelona.

Fue una testigo quien avisó a los Mossos d’Esquadra sobre la pelea de ambas adultas, por lo que la policía catalana envió una patrulla al lugar de los hechos. Cuando llegaron encontraron a ambas mujeres en el suelo peleando.

Una de ellas fue detenida por el delito de lesiones y la otra trasladada a un centro hospitalario para atenderla por las lesiones causadas. El caso aún continúa siendo investigado por la policía española.