Foto: EFE (Referencial)
El cadáver de un bebé fue encontrado por un operario en una cinta de selección de basura tras ser arrojado a un contenedor poco después de su nacimiento, informaron hoy fuentes policiales.

El operario de una empresa dedicada a la gestión de residuos urbanos, situada en las afueras de Barcelona, localizó ayer el cadáver mientras llevaba a cabo labores de selección de basura para su posterior reciclaje.

El recién nacido tenía todavía el cordón umbilical, lo que hace sostener a los investigadores la hipótesis de que fue arrojado a un contenedor justo tras el parto.

La Policía autonómica de Cataluña, que ha iniciado una investigación, está a la espera de los resultados de la autopsia para determinar si el bebé fue arrojado al contenedor aún vivo o ya cadáver y, en este caso, los motivos de la muerte.

La policía también está recabando información en hospitales de la región de Cataluña para tratar de localizar a la mujer que pudiera ser la madre del bebé. EFE