EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó este domingo que el papa Francisco pidió información sobre la demanda marítima boliviana y le enviaron un libro sobre el tema elaborado por la Dirección de Reivindicación Marítima (Diremar), que depende del Ministerio de Exteriores.

Morales habló del tema tras ser consultado en una entrevista con el canal estatal sobre si algunos presidentes o el pontífice pueden mediar en el reclamo boliviano a Chile de una salida al mar.

"No estoy seguro del papa, aunque me pidió documentación. Yo (le) pasé documentación, el libro que se hizo gracias a Diremar y (al expresidente) Carlos Mesa. Se ha enterado y tiene la documentación", dijo Morales y se excusó de dar más detalles sobre el tema.

Mesa (2003-2005), que es vocero de la causa marítima, ayudó a la Diremar a elaborar el llamado "Libro del Mar", con la historia y la argumentación del reclamo a Chile por una restitución del acceso soberano al Pacífico, perdido en una guerra de fines del siglo XIX.

Bolivia perdió 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio a manos de tropas chilenas en 1879.

El Gobierno de Morales presentó en 2013 una demanda en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para reclamar un fallo que obligue a Chile a negociar en firme y de buena fe su reclamo de una restitución del acceso al mar.

A fines de diciembre, Morales dio por hecho que el papa Francisco visitará Bolivia este año, en el marco de una gira por Suramérica.

El mandatario también afirmó este domingo que ningún organismo internacional desconoce la demanda marítima y su país no está solo en esa causa, a tiempo de reiterar que en este caso no se puede hablar de una guerra sino de una invasión de las tropas chilenas.

Morales destacó el trabajo de los expresidentes Eduardo Rodríguez (2005-2006), que es agente jurídico ante la CIJ, y de Mesa como vocero para explicar a otros mandatarios en qué consiste el juicio que Bolivia ha planteado contra Chile.

El argumento de la demanda boliviana es que históricamente varias autoridades chilenas hicieron ofertas para resolver el histórico conflicto, pero no se concretaron.

Chile ha rechazado este reclamo con el argumento de que los límites quedaron zanjados en un tratado firmado en 1904, 25 años después de la guerra, y que la CIJ no tiene competencia para tramitar la demanda pues se creó después de la firma de ese acuerdo.

EFE